Zo

Llevo soñando con El Salto muchos años, más de los que creo.

De pequeña jugaba «a vivir con gallinas, vacas, caballos y más niños en las montañas, escribiendo cuentos y jugando». Parece que no es coincidencia que haya acabado viviendo en la linde con la Sierra de Guadarrama, y que mi recorrido desemboque en la creación de El Salto.

Tras licenciarme por la Real Escuela Superior de Arte Dramático me introduje en el ámbito educativo facilitando talleres de teatro a la vez que trabajaba como autora y directora teatral. También estudié Literatura en la Universidad Complutense, profundizando en la literatura infantil y en mi pasión por los cuentos. En la Universidad de Copenhague me volqué en la enseñanza y poco a poco fui dejando de lado la dramaturgia.

La maternidad trajo una revolución consigo, la más poderosa. Conecté con la niña que fui, creciendo en una escuela waldorf, y sentí la obligación de ofrecer a mi hijo el mismo respeto por su esencia que yo había experimentado.

Viviendo en Dinamarca descubrí la educación en la naturaleza y las infinitas modalidades de bosque escuela, el «friluftsliv» (concepto que define la pasión por la vida al aire libre) y las ideas de Jesper Juul. Y viviendo en Reino Unido participé de forma regular con mi bebé en un grupo de juego que me abrió la mirada a la perspectiva de Emmi Pikler, que encajó con mi sentir y mi intuición. A partir de ahí descubrí la crianza respetuosa desde la visión de RIE (Resources for Infant Educarers) propuesta por Magda Gerber, discípula de Emmi Pikler. Aunque sin duda, quienes han transformado mi mirada hacia la infancia y hacia la vida misma han sido mis hijos.

En estos años fuera de España he visitado muchos proyectos y he visto formas muy diferentes de criar que me han llevado a un proceso personal de reflexión, de deshacer y recoger, de «aprender a aprender». La lectura de «Educar para Ser» de Rebeca Wild, donde describe la historia del «Pesta», ha sido la que me dio un vuelco y me impulsó a soñar con El Salto y a buscar la forma de hacerlo realidad.

Por el camino, he ido formándome en pedagogía waldorf, metodologías activas, educación en la naturaleza y Comunicación No Violenta de Marshall Rosenberg. Ahora estoy a punto de terminar el Grado en Educación Infantil.

 

Contacto:

Teléfono y WhatsApp +34 606 18 57 35
hola@elsaltoescuelaviva.com

Volver